Palabras Directora de Formación

Formar, es definido gramaticalmente como un verbo transitivo, ya que se refiere a la, o las acciones que transitan desde un actor al sujeto u objeto que se desea moldear, conformar y/o modelar. Formar para un educador será entonces, el proceso intencionado que se organiza y planifica para que cada uno de los estudiantes logren una estructura determinada, asentada en los principios y valores que profesa.

Nosotros como colegio confesional católico y mercedario, no queremos imprimir cualquier forma a nuestros estudiantes y tal como nuestro Proyecto Educativo, nos indica en el número 98, “La educación en el colegio mercedario es humanista, esto es, a la medida del hombre creado y redimido. En este hombre los formadores desarrollan, con los elementos que la comunidad dispone, el proceso liberados y redentor iniciado en el bautismo, de modo que pueda lograr la síntesis entre fe y vida, entre fe y ciencia, entre fe y cultura”.

Por ello, todos los participantes del proceso formativo de nuestro colegio, tenemos el deber de modelar en cada uno de nuestros niños, niñas y jóvenes, una “forma sustancial” tal como lo define la filosofía tradicional, esto es, que nuestro desempeño tienda a formar el “alma” en cada uno de ellos y en todos los integrantes de la comunidad.

Y así como hoy en día, la arcilla no se modela sólo con las manos el propio artesano, en nuestro proceso formativo, aparte de temas planificados por orientación y ejecutados por los profesores jefes, primer eje visible de este proceso; hemos incluido también, programas externos, validados por el Ministerio de Educación y casas de estudios Superiores, en las áreas de “Formación de la Afectividad y Sexualidad” y de “Prevención de Adicciones”, para cuya implementación y óptimo traspaso a los estudiantes, los profesores y equipos de apoyo del colegio, han recibido la capacitación necesaria. Finalmente, para ayudar en este proceso de Formación de nuestros estudiantes, el colegio Intenciona el trabajo multidisciplinario en la Convivencia Escolar, de manera tal que,  vivamos en una relación sana, que redunde en la calidad de vida de todos los miembros de la Comunidad.

ORIENTACIÓN:

Es parte del Equipo de Apoyo y Formación, es una unidad especializada, que por medio de un proceso de carácter teórico práctico busca, a través de técnicas y experiencias de aprendizaje, intencionadas, busca potenciar el proceso de ayudar a desarrollar en los niños, niñas y jóvenes, sus cualidades y potencialidades, las requeridas para lograr un desarrollo personal, social y valórico, armónico y pleno, que le permitan enfrentar el momento presente y proyectarlos el día de mañana como personas que participen activamente en la sociedad.

En este proceso, en nuestro Colegio, el profesor jefe, es quien asume la actitud de compromiso hacia el rol orientador de cada uno de los estudiantes a su cargo, respaldado por el Orientador del nivel.

Específicamente los orientadores, planifican las horas de consejo de curso y orientación, la que se lleva al plano concreto posteriormente en el aula, velando por el traspaso de los programas que el Colegio lleva a cabo, para la formación integral de nuestros estudiantes, según nuestro Proyecto Educativo. Y también hay una especial preocupación por la orientación vocacional destinado a los estudiantes de Enseñanza Media, que busca generar los espacios de reflexión necesarios para que los estudiantes puedan visualizar de mejor forma su futuro vocacional. También se preparan temas propios de cada curso o nivel, respondiendo a situaciones emergentes durante el año.

Adicionalmente, los orientadores atienden en entrevistas personales a los estudiantes de los cursos que lo requieran, ya sea por situaciones puntuales que vivan y/o por sus conductas en clases. También atiendan problemáticas grupales, realizando personalmente actividades en aula, cuando el caso lo amerite.

El Departamento de Orientación lidera al grupo de profesores jefes del Colegio, llevando a cabo reuniones semanales con ellos para ir revisando constantemente el avance del proceso de cada curso y revisando los programas de formación.

En cuanto al trabajo con los apoderados, acompañamos a los profesores en entrevistas con ellos, preparamos los temas de formación de los encuentros y planificamos Jornadas de trabajo extraordinarias.

Estas tareas se logran, trabajando en permanente comunicación con los Directores Escolares, Psicopedagogía y  Psicología.

Finalmente podemos decir, que los orientadores, forman parte del Equipo de Apoyo y Formación, realizando allí las tareas de preparas el material escrito y de trabajo práctico del “Valor de mes” que se trabaja con los niños, niñas y jóvenes en el aula, también gestionan el plan de convivencia escolar con los demás integrantes del equipo.

PSICOLOGÍA

El Departamento de Psicología, parte del equipo de Apoyo y Formación, constituye una unidad de apoyo y especializada en el desarrollo personal y emocional de nuestros estudiantes.

Tras la autorización del apoderado, se realizan evaluaciones previas de aquellos estudiantes derivados por sus profesores jefes, permitiendo generar recomendaciones y sugerencias tanto a los docentes como a los estudiantes y sus familias.

El proceso consiste en entrevistas personales durante la jornada escolar, cuya finalidad es indagar respecto de la situación actual del alumno en cuanto a su vivencia escolar y familiar.

Cabe destacar que el Departamento no realiza procesos de psicodiagnóstico, ni de psicoterapia, dado que la naturaleza de dichas intervenciones requiere de un setting y condiciones específicas no disponibles en el ámbito escolar.

Por otra parte, el Departamento funciona como nexo entre las familias, especialistas externos y los docentes, permitiendo aunar criterios y generar estrategias en conjunto en pos del desarrollo integral de nuestros estudiantes.

Por último, el Departamento contempla intervenciones de grupo en todos los niveles con la finalidad de apoyar procesos grupales y resolver situaciones de convivencia escolar.

CONVIVENCIA ESCOLAR

La convivencia es un aprendizaje que tiene estrecha relación con respetar las ideas y sentimientos de los demás, tolerar las diferencias, aceptar y valorar la diversidad, la solidaridad, entre otros.

Una Convivencia Escolar sana tiene incidencia en la calidad de vida de todos los miembros de la Comunidad, en los resultados de aprendizaje y en el mejoramiento de la educación.

Podemos entender que la convivencia se relaciona con el clima que percibimos dentro de un espacio determinado, y de este manera, si el clima es agradable y nos sentimos cómodos, nos ayudará a crecer. Por el contrario, si este clima no es agradable o adecuado, no nos permite desarrollarnos de manera apropiada.

No podemos vivir sin la convivencia, necesitamos comprenderla, conocerla y así poder promover espacios donde prime el buen trato y por ende, contar con más y mejores herramientas para resolver las dificultades propias de toda relación humana.

El Comité de Buena Convivencia de nuestro Colegio, dependiente de la Dirección de Formación, es aquel equipo encargado de iniciar un proceso específico de gestión y apoyo en la promoción de una sana convivencia.

Para concretar este propósito, contamos con una serie de estrategias y lineamientos que nos orientan en la prevención de violencia y promoción de una sana convivencia, integrados en el Plan de Gestión de la Convivencia Escolar.

Construir una comunidad donde reine el buen trato, el respeto y solidaridad es una responsabilidad de todos y todas. Como adultos, a través del modelaje también transmitimos a nuestros niños y jóvenes actitudes y valores que serán guía para sus futuros comportamientos.

 Ana Julia Orellana Royo